EL CHOCOLATE NEGRO TIENE EFECTOS PROBIÓTICOS

La microbiota intestinal –o flora intestinal– es un ecosistema de microorganismos que vive en el aparato digestivo. La comunidad científica considera que ésta actúa como un órgano más del cuerpo humano y que, entre otras cosas, regula el sistema inmunitario. De ahí que los desequilibrios de la microbiota puedan incrementar el riesgo de padecer enfermedades de tipo inmunitario como alergias, asma o enfermedades intestinales inflamatorias. También se ha relacionado la composición de la microbiota con el riesgo de padecer enfermedades psiquiátricas y neurodegenerativas como la depresión o el alzheimer, aunque por ahora no está claro si existe una relación causa-efecto.

Cada persona tiene una microbiota intestinal distinta, formada por miles de especies bacterianas y una representación minoritaria de virus, arqueas y células con núcleo. Dado que estos microorganismos se adaptan al entorno en que viven y a los nutrientes de que disponen, la composición de la microbiota evoluciona a lo largo de la vida en función de la dieta de cada persona, de los fármacos que toma y de su estilo de vida. Como norma general, cuanta más diversidad de especies tiene una persona en su microbiota, más saludable es.

El estudio del funcionamiento de la microbiota humana es un área emergente que busca comprender la relación de ésta  con la salud y cómo puede modificarse para prevenir o tratar enfermedades.

En este sentido, un artículo publicado en la revista científica Frontiers explica cómo el chocolate podría tener efectos positivos en nuestra salud por su interacción con la microbiota intestinal.

El autor, miembro del Departamento de Bioquímica, Microbiología e Inmunología de la Universidad de Ottawa analiza y repasa diferentes estudios realizados sobre los efectos del cacao en la microbiota intestinal. Estas investigaciones han demostrado que, gracias a los polifenoles presentes en su composición (de los que tanto os hemos hablado en Esencia de Chocolate y Cacao), el cacao ejerce una acción prebióticabeneficiosa en las bacterias de nuestro intestino.

Uno de los estudios analizados demostraba que el consumo de bebidas ricas en cacao contribuye a modificar la proporción de bacterias beneficiosas en relación a las nocivas en la microbiota intestinal, fomentando por tanto que aumenten las primeras. Este descubrimiento fue corroborado por un estudio posterior que confirmaba que el efecto probiótico de los polifenoles del cacao incrementa las bacterias “buenas”, como las Bifidobacterias y los Lactobacilos, a la par que reduce la presencia de otros microorganismos potencialmente patógenos.

Por otra parte, un estudio de la Universidad de Lovaina, publicado en la revista Science, analizó a 1.106 personas para establecer relaciones entre el estilo de vida y la composición de la microbiota. Una dieta rica en alimentos de origen vegetal, incluidos el café, el té, el chocolate negro y el vino tinto (siempre consumidos en cantidades moderadas), es beneficiosa para los microorganismos que pueblan el aparato digestivo y que son esenciales para la salud del cuerpo humano.

 

Puedes acceder al artículo publicado en Frontier, aquí (en inglés): http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fphar.2013.00011/full

Puedes acceder al estudio de la Universidad de Lovaina, aquí (en inglés): http://science.sciencemag.org/content/352/6285/560

 

Puedes acceder al artículo de  La Vanguardia en donde se habla del tema en este enlace.


Compartir esta publicación